FUNDACIÓN

En octubre de 1940, en uno de los acostumbrados pic-nic que se organizaban en Muey, se reunieron: Carlos Espinoza Larrea, Antonio Hidalgo Martínez, Federico Kenward, Ramón Fernández Fernández, Rafael Serrano López y Félix, Tomas y Ricardo González – Rubio Acevedo, Félix González – Rubio Jones y Pedro Menéndez Navarro quienes propusieron la idea de formar un club social y deportivo con su sede junto al mar para fomentar de esta manera los deportes náuticos. Así, el 20 del mismo mes, en la residencia de Pedro Menéndez Navarro se reunieron en total 26 personas que en medio de mucha camaradería y amistad fundaron este club que se llamó Salinas Yacht Golf & Tennis Club.

De inmediato se escogió el sitio donde sería la sede, que es donde se encuentra actualmente, se consiguió una donación de 5.820 mt2 por parte del gobierno nacional siendo su presidente el Dr. José Maria Velasco Ibarra y otra de 950mts2 por parte de ilustre municipio de Salinas con su presidente Carlos Espinoza Larrea, quien aprobó los planos presentados por el Ing. Ramón Fernández.

Para construir la sede social, se hizo el presupuesto de s/. 80.000 sucres, empezando la misma en el mes de abril del año siguiente. Para poder reunir esa considerable suma de dinero, se acordó una cuota principal de s/. 500 sucres y se lograron vender 100 bonos de s/. 1.00 sucres cada uno.

La edificación del club se realizaba en forma progresiva debido al ímpetu de sus socios en apoyar esta idea que por fin se construyó e inauguró oficialmente en el mes de enero del año 1942. Para poder amoblarlo cada socio ofreció cuotas extraordinarias en préstamo.

Cuando el Salinas Yacht Golf & Tennis Club abrió sus puertas tenia: 5 mesas con 20 sillas, vestidores, baños, un bar cafetería, cocina y una oficina de administración. Laboraban 6 empleados, un cocinero, ayudante de cocina, barman, guardián, un salonero y un administrador.

Los años pasaron y hubo la necesidad de que el club se amplié en todas sus áreas, tanto en lo social como en lo deportivo. Se construyó el primer muelle de 10 metros de largo para las primeras embarcaciones tanto de pesca deportiva, así como velerismo, esto por los años 47/48; logrando incentivar los deportes náuticos dentro de los socios del club, cumpliendo de esta manera sus estatutos.


Volver